comprar futbolin segunda mano

¿Por qué no merece la pena comprar un futbolín de segunda mano?

Comprar un Futbolín de Segunda Mano no será una opción para los aficionados de este deporte tradicional, ya que existen futbolines a precios asequibles, de varios tipos y, por supuesto, totalmente nuevos.

Ciertamente, en el mercado abundan las ofertas de futbolines de segunda mano a precios muy bajos, sin embargo, no todas ofrecen la garantía de estar en perfectas condiciones, ya que en algunos casos la utilidad dada ha depreciado a ese objeto más de lo imaginable.

 

Nada fácil Comprar un Futbolín de Segunda Mano

De modo que, en diversas ocasiones el querer ahorrarse un par de euros podría derivar en una compra insegura o que genere insatisfacciones a futuro. Además, el proceso de Comprar un Futbolín de Segunda Mano no es tan sencillo.

En principio, se requiere contactar al vendedor, revisar muy bien las características y estado del producto, hacer diversas preguntas hasta casi sentirse seguro de la compra y, finalmente, efectuar la transacción, sin dejar a un lado las sospechas que pudiera sentir el comprador de que la oferta del futbolín de segunda mano se haya tratado de una estafa, un pensamiento que probablemente se disipará al contar con el objeto en sus manos.

 

Precios asequibles en futbolines nuevos

Ahora bien, hacerse con un futbolín totalmente nuevo será siempre la mejor opción. En el mercado hay futbolines que oscilan entre los 20 y 280 euros, aproximadamente. El precio específico dependerá del material del futbolín, sus revestimientos, forma de la mesa, si son plegables o no, la robustez de sus patas y el cromado o enchapado de sus palancas, además de que sean ergonómicas.

También, al descartar Comprar un Futbolín de Segunda Mano para hacerse con uno nuevo, el comprar deberá tomar en cuenta qué utilidad pensará darle a dicho objeto, ya que hay modelos para niños, para colocar en bares o clubes, tenerlo en casa o cuando de participar en torneos profesionales se trata.

Este es un deporte conocido en diversos países y en España cuenta con un arraigo cultural importante. Incluso, es reglamentado por la Federación Española de Futbolín.

 

Futbolines para diversos fines

Ya sea por diversión, para compartir en familia y/o con amigos o para organizar competiciones profesionales, al comprar un futbolín se debe tener en cuenta que esté totalmente nuevo, que su ergonomía permita la manipulación de las palancas de forma cómoda, que las figuras de jugadores correspondan al tipo de futbolín que se quiera jugar. 

Uno de los modelos recomendados es el futbolín plegable, que permite armarse y colocarse en cualquier parte de la casa y posteriormente ser guardado de forma fácil. También, se encuentra el Futbolín Stadium, ideal para los niños, teniendo en cuenta que viene de varios colores y les proporcionará un aprendizaje didáctico de reglas del juego, concentración y coordinación motora.

Pero, si el interés es el juego profesional, el futbolín Salón Negro es el indicado, además, es económico, ya que no supera los 200 euros y trae una opción para contabilizar los goles que metan los jugadores. 

En los párrafos anteriores, te hemos contado las razones de por qué no Comprar un Futbolín de Segunda Mano, sino al contrario, hacerse con uno nuevo. Si quieres conocer más detalles o recomendaciones, te invitamos a ponerte en contacto con nuestros asesores.

Deja un comentario