El tapete del billar | Accesorios indispensables de billar

Si has comenzado a adentrarte en el mundo del billar, habrás escuchado la palabra tapete muchas veces. El tapete del billar es considerado como el «césped» del billar, el cual es un elemento muy importante ya que marcara el ritmo de la partida.

Para que entiendas su importancia, hagamos una comparativa con el césped de un campo de futbol. Si el césped es artificial, la pelota no se moverá con fluidez, ni rebotará con naturalidad. En cambio, si esta exageradamente regado, esta rodara muy rápido y si está demasiado cortado se frenará.

Como habrás podido observar, el terreno de un campo es una de las partes más importantes, pues del mismo modo es su tapete en una mesa de billar. 

Por ello, a continuación, te mostraremos las medidas que deben de tener para cada modalidad de juego, la dimensión de las mesas de billar y además otros datos de interés sobre los materiales

Medidas según la modalidad de juego

Dependiendo de la zona de juego, determinaremos las medidas de paño que vamos a necesitar.

Una de las modalidades más usadas en el billar es el Pool. Si la mesa es de 7 pies (200×100 cm) necesitaremos un paño de 225×165 cm. Si la mesa es de 8 pies (233×116 cm) el tapete será de 285×165 cm. Y por último si es de 9 pies (254×127 cm), el tamaño será de 290×198 cm.

Para otras modalidades como Carambola las cuales tienen un tamaño de 254×127 cm, necesitaremos un tapete de 290×198 cm. Mientras para la modalidad Snooker, de 10 pies (305×152 cm) será necesario un paño de 430×198 cm y de 12 pies (365×180 cm) bastará con uno de 480×198 cm. 

Tenemos que añadir que los fabricantes ya hacen tapetes prediseñados con un año fijo. Por ejemplo, dentro de la modalidad de Pool, para las mesas 7 y 8 normalmente son de 165 cm. Mientras para la modalidad Carambola y Snooker son de 198 cm. El largo puede variar dependiendo de las necesidades del cliente. 

Los materiales más usados en tapetes de billar

La mayoría de los tapetes están fabricados a base de lana y con pequeño porcentaje de nylon o en algunos casos de polyester. Esta combinación de materiales se realiza para obtener un paño que se pueda estirar y la vez sea lo más duradero y resistente posible.

Para saber si un tapete es de buena o mala calidad debemos fijarnos en la forma que han tejido la tela, la calidad de la lana utilizada y el proceso de fabricación. Dicho de otro modo, sabremos si es más o menos pesado y si en ellas las bolas correrán más o menos.

Existen dos tipos de tapetes: los que están fabricados por lana o los que están fabricados por lana peinada. Los primeros suelen ser más pesados debido a su grosura y la velocidad de la bola es lenta, los podemos encontrar en los salones recreativos. Los segundos son mucho más finos y rápidos, pero tiene un inconveniente, son muchísimos más caros comparado con los primeros. Son los utilizados en las competiciones profesionales.

En conclusión, hoy hemos visto los tapetes de billar, así como las diferentes características destacables. Y recuerda, si todavía tienes alguna pregunta que hacernos no dudes en ponerte en contacto con nosotros y un experto te asesorará sin compromiso.

¡Muchas Gracias!

Deja un comentario