futbolin de madera

El estilo clásico del futbolín de madera nunca pasa de moda

Aplicar estrategias para ganar a los contrincantes y divertirse junto a amigos en casa o en bares será posible al jugar en el Futbolín de Madera, un estilo clásico que nunca pasará de moda.

Este modelo clásico de futbolín está construido de diferentes tipos de madera de árboles, como de pino, haya maciza y vaporizada. Al querer comprar uno de este tipo será imprescindible conocer sus medidas a fin de ubicarlo en el mejor espacio libre de la casa.

Sus dimensiones suelen ser de 1,40 cm de largo x 76 u 80 de ancho. Está supeditado a la altura de entre 70 y 80 cm aproximadamente. Las patas de este tradicional juego de mesa suelen ser cuadradas, cromadas, con niveladores de acero y mangos de madera. También, suelen ser de madera los jugadores manuales.

 

¿De dónde proviene el Futbolín de Madera?

Este tradicional juego alberga una historia particular de España, específicamente, la relacionada con la época de la Guerra Civil. Sería un hospital de guerra en 1937 el lugar que serviría como fuente de inspiración para Alexandre Campos Ramírez, un español que resultó herido durante el mencionado conflicto.

Tras haber observado a niños que impedidos por su condición física no podían regresar o jugar futbol, el también conocido Alejandro Finisterre decidió crear un prototipo en el que ellos pudieran jugar de una forma original y que no requiriese mayor esfuerzo físico. De ahí el juego fue dándose a conocer en España, aunque no se tiene registro de cómo fue el prototipo exacto construido por Finisterre.

Años más tarde, se lograría registrar la patente de este invento e incluso surgieron otros prototipos de futbolines, haciendo este juego en un pasatiempo tradicional en España.

 

¿Cómo jugar en un Futbolín de Madera?

Este juego posee un revestimiento de madera, además de los jugadores en pequeñas figuras apoyados con barras horizontales sobre una base que recrea una cancha de futbol, también en madera contrachapada. Esta superficie viene acompañada de dos aberturas, una en cada extremo, asemejando a una portería.

Tradicionalmente, los aficionados de este tipo de futbolines suelen jugar de acuerdo a ciertas reglas: Una de ellas es la de “bola parada”, muy presente en Galicia y Catañula, donde este juego permite realizar pases de delantera y parar la bola.

Caso contrario ocurre en otras partes de España donde la modalidad “bola en movimiento” no permite parar la bola y los jugadores tienen la opción de tocarla solo una vez antes de marcar. Una de sus restricciones es que, si dos delanteros tocan la bola, una vez que entra en portería el gol queda anulado.

 

¿Cómo anotar goles en un Futbolín de Madera?

Según el presidente de la Federación Española de Futbolín, Tomás Fernández, en este juego “el campo suele estar inclinado hacia el centro, los jugadores tienen dos piernas y la disposición es diferente”, señala en referencia al invento de Alejandro Finisterre.

El modelo de madera dista un tanto al internacional en cuanto a reglas del juego. En el caso de los campeonatos de futbolines de madera es permitido meter gol una vez se ha marcado al jugador más cercano al delantero, aunque tradicionalmente no suele reconocerse como válida dicha jugada.

En todo caso, si deseas conocer más Futbolín de Madera, no dudes en contactarnos para más información.

Deja un comentario