Mesa de billar: cómo jugar al billar italiano o de quillas
Mesa de billar: cómo jugar al billar italiano o de quillas
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Billar
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Sobre una mesa de billar, puedes aplicar diferentes juegos. Uno de ellos es el billar italiano o de quillas. ¿Quieres conocerlo?

Tipos de de mesas de billar más populares

Antes de centrarnos en el billar de quillas, queremos contextualizar el tema con una rápida aproximación a los diferentes modos de juego que encontramos en las mesas de billar.

Juegos más frecuentes:

  • Pool o billar americano. Se disputa con agujeros o troneras y hay quince bolas numeradas: 7 lisas, 7 rayadas y una negra, la número 8. Incluye distintas modalidades de juego.
  • Pool 51 o billar inglés Similar al anterior, pero con bolas amarillas y rojas.
  • Billar español. Conocido también como chapolín de carambolas.
  • Bumper pool, que mezcla el billar y el pinball.
  • Billar francés y Billar belga o pirámide.
  • Billar hindú o pool hindú  y Billar italiano o de quillas.

Cómo se juega al billar italiano

La mesa de billar que se utiliza carece de agujeros (así es una mesa de carambolas típica). Además, como sucede en el billar francés, solo se utilizan tres bolas: dos son rojas y una es blanca.

La principal diferencia radica en que se incorporan a la mesa unos bolos de pequeño tamaño, llamados quillas. Cuatro son de color blanco y el quinto es rojo, el cual se ubica en el centro del tapete.

Cada jugador utiliza una de las bolas blancas en su tirada. ¿Qué objetivo te planteas si juegas de este modo? Hacer carambola con las tres bolas y, si es posible, derribar alguna de las quillas. Sin embargo, esto solamente es válido cuando se hacer con la bola roja o con la blanca del oponente.

Sistema de puntuación en las mesas de billar

Cada partida se dirime por el total de puntos alcanzados. Para su asignación, se aplican unos criterios perfectamente establecidos.

Las tiradas son correctas en los siguientes casos:

  • La bola propia toca la contraria y la proyecta hacia las quillas.
  • Tu bola golpea a la del rival y la proyecta hacia la roja. Esta, choca contra las quillas.
  • Bola proyectada toca a la del adversario y, después, a la roja enviándola hacia las quillas.
  • La jugada realizada hace que la bola blanca propia impacte sobre la blanca del rival y esta, a su vez, dé en la roja.
  • Tu bola es capaz de tocar la de tu oponente y la roja en el mismo recorrido.
  • Cuando la bola golpeada impacta en la blanca del oponente, pero esta no derriba quillas ni toca la roja, es una tirada válida. Sin embargo, no permite puntuar.

Adicionalmente, tienes que conocer qué baremo de puntuación se aplica. Lee las pautas:

  1. 4 puntos. Carambola entre las tres bolas impactando en la roja con la propia bola blanca.
  2. 3 puntos. Carambola anterior, pero tocando la roja con la blanca del contrario.
  3. 4 puntos. Cuando se derriba la quilla central.
  4. 2 puntos. Al hacer caer cualquier otra quilla.
  5. 8 puntos. Si se consigue derribar la quilla central sin tumbar ninguna más.

Quien acumula la mejor puntuación al final de la partida gana. Una variante es el billar danés, que se juega en una mesa de billar con 6 troneras. ¿Te apetece una partida?

Últimos artículos relacionados

Deja una respuesta