Futbolines de plástico, una opción económica y eficaz

Los hay de madera, de metal y algunos hasta de corcho y mármol. Pero, ¿Por qué debemos considerar comprar un futbolín de plástico? Continúa leyendo y te explicaremos algunas de sus ventajas.

 Este entretenido y particular juego que podemos encontrarlo en muchos bares, es toda una tradición no solamente en España, sino en muchos países de Europa. Para algunos, una mesa de futbolín no solo representa la escena del juego, es también parte de la decoración del hogar.

 Los tipo de materiales con lo cuales se fabrican las mesas de futbolín pueden variar, por lo general, únicamente en sus jugadores, bola de juego y la cancha, ya que la madera es el material base o común denominador para la elaboración de la armadura de la mesa como tal, aunque también las hay metálicas. Sin embargo, cuenta la historia que antiguamente eran utilizados otros tipos de materiales para su confección, pero con el pasar de los años fue la madera quien ganó la competencia.

También, el material de los jugadores y bolas fue evolucionando, ya que los primeros eran sencillamente tacos de madera, con porterías de bolsas y telas. El juego se fue desarrollando y la fabricación de sus piezas también, ahora…

podemos encontrar jugadores y bolas de plástico y metálico, que son los materiales más populares en las distintas mesas de futbolín y que le otorgan mayor durabilidad y resistencia, además de un buen juego por supuesto.

 Ventajas del futbolín de plástico

 A diferencia de las piezas de metal, un futbolín de plástico es ideal para evitar que la bola salga del terreno de juego, algo que al menos a muchos padres les preocupa en caso de que pueda generarse un accidente.

 Otra de las ventajas de una mesa de futbolín de plástico es que son más higiénicas, es decir, en caso de que se nos derrame alguna sustancia sobre la mesa podemos limpiar fácilmente sin temor a que dañe el material, una realidad quizás muy distinta con los futbolines de madera que con el tiempo tienden a deteriorarse por la humedad.

 También, otro punto que bien pudiera jugar a favor o en contra, dependiendo de las preferencias de cada persona, es la velocidad de juego. En el caso de las bolas de plástico, la rapidez del juego es menos intensa que, por ejemplo, las de metal, que por su peso, lo lleva a que torne mucho más veloz. Un dato interesante, es que en las competiciones profesionales la esfera es muy difícil verla durante el juego por la intensidad de la partida.

 En nuestro extenso, amplio y variado catálogo en diseños y tipos de mesas de futbolín podrás encontrar las de plástico y de otros tantos materiales que tendrás para elegir según lo requieras.

 Así que si estás pensando en decidirte por un futbolín de plástico entendiendo y comprendiendo las bondades de este material, por supuesto será una elección más que acertada para que lleves a tu hogar diversión, competencia y sano entretenimiento.

Deja un comentario