Aprendamos a reconocer las partes de un futbolín

Aprendamos a reconocer las partes de un futbolín

Cada una de las partes de un futbolín son necesarias para el correcto desarrollo del juego, si una de ellas llegara a fallar o dañarse, las partidas no serían las mismas. Aprendamos entonces a identificar cada una de estas piezas para que no nos tome por desprevenido en caso de que tengamos que sustituir una de ellas.

Cuando estamos frente a una situación como esta, en ocasiones desconocemos el nombre exacto de esa parte, lo que nos complicaría un poco su búsqueda. Para que seamos más precisos, continúa leyendo para conocer cada uno de los elementos que componen una mesa de futbolín.

Básicamente, un futbolín está compuesto por una mesa con protectores laterales, jugadores y barras que permiten su movilidad, y claro, una bola porque sin ella no hay juego. Pero profundicemos un poco sobre todas y cada una de ellas.

 

La mesa

 

Es nuestra área, es la base del juego, donde se desarrollan las partidas, es la pieza más grande de un futbolín. Generalmente las mesas están hechas de madera pero podemos conseguirlas también de plástico. La ventaja de las de madera es que son bastante duraderas si se les da el cuidado que requiere. En el caso de las de plástico, éstas tienden a ser más higiénicas al poder limpiarse con mucha más facilidad.

También podemos conseguir mesas de futbolín con materiales combinados entre madera, plástico y metal. Generalmente las medidas de esta importante pieza varían, pero la medida estándar está entre los 120 centímetros de largo por 61 centímetros de ancho, lo que en medida inglesa sería 4 pies por dos pies.

 

Los jugadores

 

Otras de las partes importantes del futbolín son los jugadores. Podemos conseguirlos de una y dos piernas dependiendo de la modalidad de juego. En el caso de los primeros, el material más común que usa para su elaboración es la madera y para los segundos es el metal. Sin embargo, hay un mercado bien amigable que nos permite conseguirlos también de plástico y hasta de fibra de carbono.

La bola

 

Es esa pequeña pieza que sin ella, no hay futbolín. Es la “Rock Star” de todas las partes que lo componen. También la podemos encontrar en distintos materiales y dependiendo de estos, la velocidad del juego pudiera variar, es decir, mientras sea de un material más pesado, la intensidad del juego aumenta. Los principales materiales son plástico, madera, metal, mármol y corcho.

Las barras

 

Son las que sostienen y con las cual podemos direccionar a los jugadores, atraviesan toda la mesa para guiar a los muñecos. Hay múltiples modelos y formas de esta pieza, podemos encontrarlas hechas de metal, cromo y en algunos casos los han elaborado de madera, pero ya con un estilo un poco más artesanal.

El resto de las partes de un futbolín la conforman las gomas, muelles, cojinetes, monederos, puños, arandelas y marcadores, tan necesarias para una mayor comodidad en el juego y que puedes encontrarlas en nuestro catálogo de ventas.

Deja un comentario